Miscelanea

Eduardo Arroyo ante cuatro décadas de obra en lápiz

Cultura ElPaís - Mar, 01/12/2015 - 02:53

Tina, aquella chica del año 65, o los despreocupados muchachos de los ochenta con gafas de cristales azules y rojos. Jack Johnson y Panama Al Brown, púgiles de leyenda. Miró, Dali y Peggy Guggenheim, “que esa sí que compraba cuadros a diario”. U Orson Welles y Fantomas, siempre Fantomas. Una línea trazada con lápices de colores une el rastro de tan marcadas personalidades en la primera presentación en cinco años para una galería de Madrid del pintor Eduardo Arroyo (Madrid, 1937), que reúne cuarenta años de obra sobre papel, con piezas nunca vistas, en el espacio de Álvaro Alcázar del barrio Salamanca. Es el trabajo de toda una vida al servicio de los viejos Alpino, primero, y de los “eficaces” Faber Castell de tiempos más recientes. “Empecé a usarlos de niño, cuando en casa me tenían prohibidas la tinta china y las acuarelas, que lo ponían todo perdido”, explica Arroyo, con robusta decisión, mientras va de un lado a otro, guiado por el capricho de sus recuerdos.

La visita puede funcionar como un repaso a una de las trayectorias más decisivas del arte español del último medio siglo, un viaje que se remonta a los tiempos previos a su “marcha a París”, adonde el joven Arroyo llegó en 1958 para abrirse paso sin contactos en la temible ciudad, firmar algunas de las páginas más brillantes de la figuración narrativa y, de paso, pegarle una paliza pictórica a Duchamp (en el cuadro Vivir y dejar morir. El fin trágico de Marcel Duchamp, firmado con Aillaud y Recalcati y expuesto en el Reina). “Siempre he dibujado compulsivamente”, explica el artista, “no paro ni cuando estoy hablando por teléfono, y nunca he sido de tirar nada”. De la suma de esas costumbres resulta una “antológica de los iconos más constantes de mi carrera".

De la mando de estos viejos conocidos, Arroyo regresa, tras sendas exposiciones en grandes instituciones (el Prado y el Círculo de Bellas Artes), al terreno primigenio para la apreciación y el moderno intercambio artístico: la galería. En un momento en el que estas, acosadas como están por el IVA y la falta de sensibilidad institucional, pugnan por su sentido. “No han bastado estos años de democracia para conseguir crear un mercado en este país”, lamenta el pintor. “En cuanto vienen mal dadas, se ve la fragilidad del sistema, se ha comprobado que carecía de espesor, y han cerrado algunos espacios importantes. Pero el IVA es una broma, es el chocolate del loro. El problema es que aún todo gira en torno a Arco, y eso no puede ser. Por no hablar del despilfarro institucional; todos esos estúpidos museos autonómicos de arte contemporáneo con colecciones inexistentes y que ahora tendrán que convertirse en ambulatorios. Todos somos culpables, los artistas también, que en cuanto nos dieron un poquito de dinero olvidamos las luchas verdaderas, las batallas culturales”.

Categorías: Miscelanea

La palabra en la cultura judía y cómo sobrevivir a la religión

Cultura ElPaís - Mié, 01/07/2015 - 00:09

Dios es una palabra, y la palabra es dios. Cuatro años tenía Fania Oz-Salzberger cuando descubrió esto sin ser consciente de ello ni de saber sus resonancias en la historia de su pueblo y su cultura, la judía, tan marcada por la religión. Fue cuando leyó la primera palabra: Chocolate. Supo de la importancia de la palabra en su cultura de tal manera que “la nuestra no es una línea de sangre, sino de texto”, afirma esta historiadora que acaba de publicar, en compañía de su padre Amos Oz, el libro Los judíos y las palabras (Siruela). Dos personas no creyentes que responden así a quienes aseguran que no existe la cultura judía. Es más, para ella, y para su padre, todas las culturas pueden sobrevivir después de este momento posreligioso, laico. E ir más allá del uso político.

Ese es parte del secreto de la unidad de la cultura del pueblo judío y de la armonía con el curso de su historia, recogida, retratada o reflejada, a través de los libros centenarios, llámense Biblia, Talmud o Tora, e incluso cualquier obra literaria de autores contemporáneos como Philip Roth o el mismo Amos Oz. En todas esas personas la palabra es como dios, por lo contado, por lo escrito, por lo leído y vuelto a contar en una espiral infinita que convierte vida y tradición en arte literario, escrito y oral.

La palabra crea al mundo y ayuda a moldear la identidad de las personas. En este ensayo, añade, hay tres elementos clave: “Explica el milagro de la cultura judía y explica cómo todas la culturas pueden sobrevivir después del elemento religioso y muestra parte de ese secreto de educación a los hijos donde todo niño judío sabe leer”. Una obra que, más que un eslabón entre la tradición y el presente, crea un diálogo no solo judío, “sino también laico, liberal, moderno, globalizado y on-line que utiliza de manera creativa para la propia cultura”.

El ADN lingüístico y fonético de los judíos trasciende el componente genético y religioso, según Oz-Salzberger. La continuidad biológica no es posible, agrega la historiadora, porque su pueblo ha vivido tantos desastres que ese linaje se ha perdido y en cambio sí son descendientes de una comunidad literaria. “Yo desciendo de una familia sefardí pero no sé dónde está el resto de mis antepasados”, cuenta. En cambio,reivindica y se declara “hija textual” de unos autores, bibliotecarios y descendientes del Talmud y de aquellas mujeres y hombres que escribieron en hebreo y sobre el judaísmo.

Y es aquí donde religión, palabra y texto se trenzan impregnados de política. El tipo de nación que ahora tienen los judíos, aclara la historiadora, no es el nacionalismo del siglo XIX o de comienzos del XX, porque es una nación basada en el texto. “Pertenecemos”, asegura, “a la tierra de Israel pero también a los judíos a través de los textos. Por eso mi padre y yo hemos debatido sobre la teoría de que nuestro pueblo no existe y es solo una religión, pero no es solo eso: somos parte de una nación antigua y pertenecemos, también, a la nación de Israel”.

Ese es el sionismo textual, por así decirlo, que declara la escritora. “No viene del concepto territorial. Por eso estoy más que dispuesta a compartir mi tierra con otra gente, como los palestinos. No necesito toda la tierra. Mi hogar es mi biblioteca y estoy dispuesta a compartir mi biblioteca con todo el mundo. Es una política que en Israel la gente desaprueba”.

Pero más allá de la fuerza y la potencia religiosa en el pueblo judío, Oz-Salzberger recuerda que la Biblia trata también sobre el Estado de derecho, la justicia social, los deberes de la gente hacia los menos favorecidos. No se trata, asegura, “tan solo en Israel de la ultraderecha religiosa que utiliza el Talmud o la Biblia de apoyo, sino que también es poderoso para la izquierda liberal, para los socialdemócratas; incluso para los no religiosos como yo que podemos usar la Biblia como un texto visto desde la perspectiva social actual”.

Mientras en el resto de culturas la línea suele ser padres-historias-hijos; en Israel el concepto de transmisión es un poco diferente: padres-historias-libros-hijos. En los judíos la llegada a ese paraíso léxico-textual empieza cuando son muy pequeños como le ocurrió a Fania Oz-Salzberger. Chocolate fue la primera palabra que leyó. Estaba en el papel que envolvía una chocolatina, y esa chocolatina fue su recompensa por entrar en el reino de las palabras y continuar la tradición milenaria judía de premiar, endulzar, con golosinas a los niños tras leer su primera palabra.

A partir de ahí, todo para los niños son letras que arman la historia y la cultura y donde más que respuestas se fomentan las preguntas, cuenta entusiasta la historiadora. Debatir, cuestionar, polemizar y preguntar. El libro es un ejemplo de ello, el diálogo palpitante, y una gran lección de historia y literatura, entre un padre y su hija, entre un escritor y una historiadora. Dos personas convencidas de que, dice ella, “si uno ya no cree en Dios no puede decir que Dios nos ha creado, pero sí que las palabas nos crean”.

Categorías: Miscelanea

Chelsea Clinton deja el periodismo

Sociedad ElPaís - Vie, 29/08/2014 - 19:32

Chelsea Clinton deja su breve pero lucrativa carrera como periodista de televisión. Según ha anunciado este viernes a través de su página de Facebook y en la revista People, quiere centrarse en su próxima maternidad y en la Fundación Clinton que dirige junto a sus padres, el expresidente Bill Clinton y la ex secretaria de Estado, y más que probable candidata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton.

“Para seguir centrándome en mi trabajo en la Fundación Clinton y mientras Marc (Mezvinsky, su esposo) y yo nos preparamos para recibir a nuestro primer hijo, he decidido dejar mi puesto como corresponsal especial en NBC”, ha escrito Chelsea Clinton, de 34 años.

Claramente, el dinero no es un problema para la futura madre. Por sus historias para NBC, cadena para la que empezó a colaborar en 2011, Chelsea Clinton recibía un salario anual de 600.000 dólares (más de 450.000 euros) pese a que carecía de experiencia periodística y que sus apariciones han sido más que escasas (su último reportaje fue emitido en enero, recuerda People).

El diario Politico ha hecho incluso las cuentas: según sus cálculos, la hija del expresidente cobró aproximadamente 26.724 dólares por cada minuto que estuvo en pantalla, “un tema irritante para los periodistas de NBC que trabajan duro y que cobran considerablemente menos”, destaca la publicación. También People mencionó el hecho de que su alto salario hizo que más de un miembro del gremio periodístico arqueara las cejas en su momento.

Pese a ello, la dirección de la cadena manifestó su satisfacción por el trabajo de Chelsea Clinton y dejó la puerta abierta a futuras colaboraciones: “Aunque la echaremos de menos, esperamos volver a trabajar con ella en el futuro”, dijo el vicepresidente de NBC Alex Wallace en un comunicado. Una posibilidad que la propia Chelsea Clinton no descarta tampoco. “Ha sido un privilegio formar parte de la familia NBC (…) aunque mi papel con NBCNews haya acabado, espero poder trabajar con la familia NBC en el futuro”, señala en su despedida.

La llegada del primer bebé de Chelsea este otoño ha sido un motivo de profunda alegría para todo el clan Clinton, pero especialmente para su madre. Pese a que ha ocupado algunos de los puestos más influyentes de la política estadounidense y que incluso no se descarta que un día vuelva a instalarse como presidenta en la Casa Blanca donde ya vivió durante ocho años como primera dama, Hillary Clinton no ha ocultado nunca que ser abuela era una de sus máximas aspiraciones.

De hecho, Chelsea Clinton hizo el anuncio de su embarazo a mediados de abril en un acto donde compartió escenario con su visiblemente feliz madre. “Mi título más emocionante hasta la fecha: futura abuela!”, tuiteó ese mismo día Hillary Clinton.

Durante el tiempo que le queda hasta la llegada del bebé, cuyo sexo no quieren conocer de antemano, Chelsea Clinton y su marido siguen ultimando los preparativos para la ampliación de familia, entre otros “preparando una biblioteca y eligiendo los libros” para ella, según People.

Categorías: Miscelanea

El sintecho de Miley Cyrus se entrega a la policía

Sociedad ElPaís - Vie, 29/08/2014 - 17:18

En menos de una semana Jesse Helt ha pasado de acaparar los focos de Hollywood a ser uno más de los fotografiados por las autoridades durante su arresto, los conocidos en Estados Unidos como mugshots. Todo un carrerón: de ser el acompañante de la cantante Miley Cyrus en la entrega de los premios que concede la cadena MTV, el pasado domingo, a entregarse a la policía de Oregón (EE UU), donde era buscado por allanamiento y otras faltas menores. Helt, de 22 años, se entregó en la prisión del condado de Polk, donde pasó a disposición judicial por haber violado los términos de su libertad condicional, indicó a la prensa el director del centro, Martin Silbernagel. El joven modelo, que había estado durmiendo a la intemperie “bajo los arbustos” mientras perseguía su sueño en Los Ángeles, pagó a continuación la fianza de 2.500 dólares (cerca de 1.900 euros) y fue puesto en libertad. Helt tendrá que personarse ante el juez en dos semanas, añadieron las mismas fuentes.

Su entrega a las autoridades parece subrayar los deseos de Helt de pasar una nueva página en su vida ahora que cuenta con un trabajo junto a Cyrus, según indicaron fuentes cercanas a la cantante. Aunque no han especificado de que se trataría su nuevo empleo. La joven princesa de la música, exniña prodigio del club Disney, también le pagó a su nueva obra de caridad el billete para que Helt pudiera ver a su madre en Oregón, momento que el indigente cuyo rostro dio la vuelta al mundo aprovechó para saldar sus cuentas pendientes con la justicia.

Así concluye un nuevo capítulo en la vida de este joven que dio rostro en el escenario de los MTV VMA's a los más de 1,6 millones de indigentes que se calcula hay en EE UU. Cyrus le conoció cuando pasó por el centro de acogida My Friend’s Place buscando una forma de canalizar sus buenas intenciones, y le invitó a ir con ella a la entrega de premios y recoger en su nombre el galardón al mejor videoclip, obtenido por Wrecking Ball. Este año, la exniña Disney estaba decidida a utilizar el escenario para recordar en medio del brillo del mundo del espectáculo la lucha de los que no tienen nada -y quizá por una vez evitar que se hablara de su ya famoso twerking-.

Un golpe de efecto que dio resultado, aunque posteriormente la prensa comprobara que Helt tenía madre y familia en Oregón (EE UU) a la que no pedía ayuda por “no volver con mamá”. A esa información se añadían sus cuentas pendientes con la ley y una orden de arresto tras haber violado los términos de su libertad condicional por no personarse ante las autoridades ni completar los servicios a la comunidad impuestos en su condena. Según su historia policial, Helt fue arrestado hace varios años por allanamiento (al parecer por ir a reclamar a una casa que le habían vendido mala marihuana) y otras faltas menores. Entonces fue condenado a 30 días de cárcel y libertad condicional cuyos términos violó en repetidas ocasiones hasta darse a la fuga en noviembre de 2011.

Categorías: Miscelanea

Los pares del flamenco

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 17:05
Tocaba dar el cante en la primera edición de Flamenco on Fire de Pamplona, dedicado a la memoria de Sabicas. Arcángel y José Mercé brillan con un luz propia. Leer
Categorías: Miscelanea

Fallece Francisco Bajen, el 'pintor del silencio'

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 16:55
La producción de corte cubista del artista está marcada por las escenas de desnudos y la yuxtaposición de colores. Leer
Categorías: Miscelanea

Abajo, en el sótano

Cultura ElPaís - Vie, 29/08/2014 - 16:36

Los austríacos esconden multitud de vidas paralelas en los sótanos. “Para nosotros el sótano tiene un significado que no existe en otros países, porque pasamos nuestro tiempo libre allí”, asegura Ulrich Seidl. Y él, desde luego, ha disfrutado del viaje a los abismos de sus compatriotas. Más allá de los chistes que puedan marcar esa nacionalidad —Freud y Hitler nacieron en el Imperio austrohúngaro—, cuyo eco resuena en la película, Seidl ha filmado un documental extraordinario, En el sótano, mostrando los secretos que le enseñan sus vecinos de esa parte de la casa: nazismo, sadomasoquismo, fetichismo por las armas, amor por la caza, maternidades ocultas. A Seidl, que en los últimos años se ha instalado en el altar de los autores europeos gracias a Import Export o su trilogía Paraíso, se le nota cómodo filmando esos secretos. “Sé que los sótanos son también lugares de crimen, de tortura y violencia, que poseen un terrible lado oscuro. Porque son sitios que albergan la privacidad además del disfrute del ocio. Para mí, como artista, es esencial volver a la realidad, y con este filme lo he logrado. Conocer a otras personas es muy enriquecedor, aunque no siempre placentero”.

Seidl provoca tanta risa como miedo y disgusto en el espectador. Es desde luego un tono en el que él se encuentra cómodo. Y lo que muestra, lo encontrado, se mueve entre la sorpresa y el delirio. Para ello ha estado investigando, llamando puerta por puerta. “Necesité seis meses antes de poder empezar a filmar. Y reconozco que mezclo algo de realidad y ficción, como la mujer que juega con los muñecos bebés en su sótano. No es real, sino parte inventada”. Asegura Seidl que obviamente la mayor parte de las habitaciones que vio eran considerablemente vulgares, que lo que filma son casos puntuales. “Si el extremismo conforma el corazón de la película es porque creo que esos extremos en cierta manera son aplicables a todos nosotros. No somos inmunes al racismo, todos tenemos nuestros miedos”. Sí quiere alejarse de pedófilos austriacos famosos por tener en sus sótanos a chicas jóvenes secuestradas durante años, como Josef Fritzl o Wolfgang Priklopil. “No son mi inspiración, sino que la idea surgió durante la preproducción de Dog days en 2001, visitando localizaciones en los suburbios, viendo sótanos y conociendo gente que prefería su vida allí abajo que en las plantas superiores de su casa o en la calle”. Como Josef Ochs, que alberga ahí todo un museo de recuerdos y de exaltación del nazismo, y que emocionado cuenta cómo, hace 25 años, el mejor regalo del día de su boda fue un retrato de Hitler. Nunca vemos a su esposa. O Herr Lang, que ha montado una inmensa galería de tiro donde a los 70 años enseña a disparar a la gente mientras canta ópera apasionadamente.

Hay por supuesto espacio, y mucho, para el sexo. Desde una chica que dejó de ser cajera de supermercado para convertirse en feliz prostituta a una veterana masoquista o la relación que se lleva la palma: un matrimonio que disfruta de una relación sadomasoquista, en la que ella le domina él, ordenándole, por ejemplo, limpiar el cuarto de baño con la lengua o colgándole pesas en el pene mientras lava los platos. El inmenso y peludo señor Duchek pasea desnudo por la casa con un collar de perro como única prenda. Y en el sótano, como dice su esposa ante la cámara, es donde plasman sus mejores y más salvajes fantasías. La imagen de él colgado por su escroto de una grúa que va levantado poco a poco su pesado cuerpo —ajo que encima agradece a su “maestra”— es difícilmente olvidable. En el sótano se proyecta fuera de concurso en la Mostra de Venecia. Lástima.

Es también hoy el día en que Frederick Wiseman (Boston, 1930) recibe el León de Oro por toda una carrera. En su rueda de prensa ha hablado de la importancia de la lectura en su magnífica carrera como documentalista (“Empecé a leer a los cinco años y aún hoy lo hago mucho”), recordó cuándo se puso por primera vez detrás de una cámara (“En los años cincuenta, mientras vivía en París, y no había ningún interés previo. Volví a Boston a enseñar Derecho, pero no era lo mío”). Desde esos momentos a la actualidad van casi cuarenta filmes, y solo dos son de ficción. “Vivo alejado del resto del mundo del cine”, cuenta en Venecia. Eso sí, está contento con su trabajo, pero no ha sido fácil llegar hasta aquí. “Siempre me ha sido complicado conseguir dinero en mi carrera. Produzco mis películas porque nadie me ayuda con las financiaciones y hasta he cantado en la calle por unas monedas en Boston. Y las distribuyo por lo mismo”. Tampoco ha aceptado preguntas que ahondaran en su técnica, basada mucho en la observación y el montaje. “Desde que ruedo hasta que monto siempre me pregunto por qué hago lo que hago. No me interesa tanto la técnica, creo que el cine y el montaje tienen que ver con el humor que tengas en ese momento. Por eso no me gustan las entrevistas, prefiero que la gente vea mi trabajo”. Acaba de finalizar un documental sobre un barrio de Queens (Nueva York), “donde en muy poco espacio se hablan más de 60 lenguas, es la nueva cara de Estados Unidos”.

En concurso ha entrado hoy She’s funny that way, de Peter Bogdanovich, que ha reclutado a un montón de estrellas, empezando por Jennifer Aniston, pero que muestra que el maestro ha perdido el pulso, aunque no la sabiduría a la hora de escoger sus referencias, que salpican todo el metraje de una comedia que principalmente homenajea a Lubitsch.  Yambién lo ha hecho 99 homes, un thriller sobre desahucios por impago de hipotecas en Florida, con Andrew Gardfield intentando hacer carrera al margen de sus películas de Spiderman, y Michael Shannon como su maestro del mal. Está revisión del mito de Fausto está dirigida por el estadounidense Ramin Bharani, con ese estilo televisivo que no mostró en Un café en cualquier esquina (2005) pero sí apuntó en A cualquier precio (2012). La película está dedicada al fallecido crítico Roger Ebert, que en 2009 le calificó como “el nuevo gran director americano”. Después de ver este último filme, uno se pregunta si cambiaría de opinión, porque más allá de las buenas, buenísimas intenciones, de denunciar ese atraco nacional a la gente de la calle por parte de los bancos —como ha dicho el director, “es que nadie ha ido a la cárcel”— y algunas frases brillantes (Shannon espeta: “América está hecha por ganadores para ganadores”), poco más hay.

Categorías: Miscelanea

'Así trafiqué 31 tortugas bebé para un vídeo de Amaral'

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 16:35
Un periodista guatemalteco denuncia hacer conseguido ejemplares protegidos para un rodaje. Leer
Categorías: Miscelanea

La cara olvidada del conflicto vasco

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 14:00
Un corto documental refleja la situación vivida por los guardias civiles y sus familias en los años de plomo. Mi padre, guardia civil, estuvo destinado durante más de cuatro años en el País Vasco. No hace falta decir más. Leer
Categorías: Miscelanea

Hollywood homenajea a Maureen O'Hara, Miyazaki, Jean Claude Carriére y Belafonte

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 13:46
Los galardones honoríficos que entrega la Junta de Gobernadores de la Academia de Hollywood se entregarán en noviembre en una gala a parte a la de los Oscar. Leer
Categorías: Miscelanea

Peret dispuso que se le dijera adiós con un funeral de rumba

Cultura ElPaís - Vie, 29/08/2014 - 13:37

Genio y figura, Peret ha querido dejar huella hasta en su funeral —que se celebrará hoy en Mataró— en el que le cantarán aquello de “no estaba muerto, estaba de parranda” de El Muerto Vivo, una de sus rumbas más populares, y “deseo que mis amigos me digan adiós cantando, canten y bailen por rumba. Y llegando al cementerio, por favor no se preocupen, que yo no me quedo dentro”, de Porque yo me iré.

Porque Peret dispuso que el grupo de músicos —alguno de ellos familia del artista— que habitualmente le acompañaban en los conciertos tocasen y cantasen esos dos temas en su funeral. Una ceremonia que se celebrará en el cementerio de Mataró, donde está enterrado su abuelo y ciudad donde nació hace 79 años.

El mismo sentido de la vida que se leía en el recordatorio que ayer se distribuía en la capilla ardiente en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, donde se instaló el féretro del artista. A modo de oración, otra rumba: “Es preferible reír que llorar y así la vida se debe tomar. Los ratos buenos hay que aprovechar si fueran malos mejor olvidar”. Firmado: “Peret”.

Y de los ratos buenos con su música era de lo que hablaban las personas que firmaban en los libros de condolencias. A lo largo del día, más de 5.000 personas acudieron al consistorio para despedirse del gitano catalán.

Un agradecimiento a su música y a su alegría, especiamente. “Es que han sido muchísimas las rumbas de Peret que hemos bailado”, recordaban riéndose una pareja ya entrada en canas. La capilla se abrió a las 11 de la mañana y a medida que pasaba el tiempo llegaban más coronas y ramos de flores. A los pies del féretro, la guitarra que le ha acompañado toda la vida y otra, al lado, hecha de flores blancas y rojas.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, acudió a la capilla ardiente a primera hora de la mañana para dar el pésame a la familia de Peret —su compañera, Santa, su hija Rosita, nietos y más familiares rodeaban el féretro— y reconocer el “compromiso con el país en los momentos clave, en los que siempre ha estado. Un compromiso que era de primerísimo nivel. Tuvimos una prueba en el Concert per la Llibertat (2013) y también en los Juegos Olímpicos de Barcelona (1992)”.

“Era de un artista tan carismático que solo con salir al escenario, 8.000 personas se ponían en pie —eso ocurrió en el festival Internacional de las Culturas, Pirineos Sur en 2008—, sin que abriera la boca, solo saludando y alzando la guitarra. Para mi fue como mi padrino y creo que no me equivoco al decir que Peret supo conectar muy bien con los jóvenes cantantes”, explicaba con lágrimas en los ojos, Marinah, de Ojos de Brujo, al salir de la capilla ardiente. “El primer escenario al que me subí fue con él, en Zaragoza” recordaba. La cantante hizo un vídeo con Peret de una nueva versión de El Muerto Vivo, en 2009, en el que a Peret se le veía feliz rodeado de jóvenes músicos. Ese reconocimiento expresó también la cantante Lucrecia: “él no está pero su música quedará para siempre”.

Pau Donés, de Jarabe de Palo, con el que también compartieron escenarios y grabaciones reconocía a Peret por su música pero, sobre todo, por su carácter: “teníamos mucha relación y lo que más me gustaba era sentarme con él en una mesa y escucharle”, decía en declaraciones a la SER. La conexión de Peret con los valores jóvenes es evidente en las versiones de sus rumbas hechas, entre otros, por Jarabe de Palo, Ojos de Brujo, Dusminguet, Macaco o Estopa en el disco homenaje a Peret El rey de la rumba.

Pese a la enfermedad —un cáncer que le fue diagnosticado en julio— Peret siguió trabajando en el nuevo disco que estará integrado por canciones en catalán: “En realidad, lo que tenemos es su voz y su guitarra de todos los temas. Pero falta mucho para que se pueda publicar porque tenemos que hacer toda la producción”, explicaba ayer Dani Salvat Pubill, nieto de Peret y guitarra habitual en sus actuaciones. Tampoco tiene título, “eso es algo que se suele hacer al final, ya veremos”. “Ni se había pensado en eso porque no nos imaginábamos que se iba a ir tan pronto”, apuntaba Ana González, una de de las portavoces de la familia. Peret estaba sometido a tratamiento de quimioterapia y radioterapia por el cáncer de pulmón “pero una complicación con una neumonía es lo que precipitó su muerte”, añadía.

Si el presidente de la Generalitat fue uno de los primeros en acudir a la capilla ardiente, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, la visitó a última hora de la tarde, poco antes de su cierre: “sin duda, con su rumba catalana ha representado la Barcelona más vital y más alegre”.

Categorías: Miscelanea

El cine como fiebre

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 12:46
Daniel Monzón completa en 'El Niño' un 'thriller' impecable que recupera la emoción táctil del género Leer
Categorías: Miscelanea

Muere Roberto Cairo, Desi en ‘Cuéntame cómo pasó’

Cultura ElPaís - Vie, 29/08/2014 - 12:35

El actor Roberto Cairo, conocido por su papel de Desiderio o Desi, en la popular serie Cuéntame cómo pasó, ha fallecido este jueves a los 51 años a consecuencia de un cáncer de pulmón, según informa la página web de Radio Televisión Española (RTVE).

En declaraciones que recoge el sitio de la cadena pública, uno de los guionistas de la serie, Eduardo Ladrón de Guevara, definió a Cairo "como un actor muy seguro, un gran actor de comedias pero que el registro dramático también lo dominaba muy bien. Lo mejor de él era que era un enamorado de la vida".

Silvia Espigado, la actriz que interpretaba a Clara, su mujer en la ficción, ha destacado que el actor fue "un amigo y compañero entrañable durante más de 20 años", ya que los dos intérpretes ya coincidieron antes de Cuéntame... "Adoraba a Roberto", añadió Espigado.

Cairo tenía una trayectoría de más de 20 años en cine, televisión y teatro, casi siempre con papeles secundarios. Además de Cuéntame…, apareció en series como Las chicas de hoy en día, Ay, señor, señor, Los Ladrones van a la oficina y Farmacia de guardia. En cine integró el reparto de Mi hermano del alma, Allegro ma non troppo, Cachito, Brujas y Fugitivas, entre otros filmes. En teatro se le pudo ver en obras como Las mujeres sabias, Los siete infantes de Lara, Morirás de otra cosa, Trainspotting y Luna de miel en Hiroshima.

Pero fue en Cuéntame cómo pasó donde Roberto Cairo se dio a conocer al gran público. Su personaje, Desi, era uno de los mejores amigos de Antonio Alcántara (Imanol Arias). Aunque en los primeros capítulos su presencia era poco más que testimonial, poco a poco fue ganando peso y llegó a protagonizar varias tramas de la serie.

Algunos de los actores de la serie han expresado su pesar por el fallecimiento de Roberto Cairo en Twitter. Es el caso de Ricardo Gómez (Carlos Alcántara en la ficción), Lluvia Rojo (Pili), Elena Rivera (Karina) o Santiago Crespo (Josete, hijo adoptivo de Cairo en la ficción).

Categorías: Miscelanea

Carla Fracci encarna a Artemisia Gentileschi

Cultura ElPaís - Vie, 29/08/2014 - 12:08

La gran diva del ballet italiano de nuestra época, Carla Fracci (Milán, 1936) ha celebrado su 79º cumpleaños sobre las tablas con un estreno absoluto pensado para ella e inspirado en la biografía de la pintora barroca Artemisia Gentileschi (Roma, 1593 – Nápoles, 1654?). El “coreo-dramma” lleva por título a secas “Artemisia” y tiene una duración cercana a las dos horas. Fracci se mantiene en escena casi todo el tiempo dando vida a las escenas que evocan, a través de algunos bailarines y de un grupo de actores, la agitada vida de la pintora, sus viajes solitarios, sus amores pasionales, la mácula de la violación y el uso mezquino que hizo su padre del proceso judicial posterior. De alguna manera, todo eso está en sus pinturas y en sus cartas y se ha tratado de reflejar en la pieza, con libreto de la historiadora Federica Tornese y coreografía de Toni Candeloro, nacido precisamente en esta ciudad meridional, Oria, el punto más cercano a Grecia. Frente a su catedral, un inmenso y generoso escenario casi vacío se llenaba con la presencia de septuagenaria bailarina, que no teme ni el espacio ni el tiempo, haciendo gala de una energía contagiosa y una brillantez interpretativa que dice todo de su leyenda y categoría. La dirección escénica corrió a cargo de Beppe Menegatti, marido de la artista, su compañero en la vida y en el arte que ha ideado multitud de espectáculos para la bailarina.

Fracci escogió la fecha del 20 de agosto para el estreno mundial (en la próxima temporada habrá una gira con otra versión ideada para teatros cerrados), pero cosa rara, llovió a mares en Oria, una tormenta de verano larga que mojó dos veces seguidas el escenario. La obra se suspendió y solamente pudo hacerse la función del día siguiente, el 21; había escogido para el paso a dos lírico al napolitano Luca Giaccio (artista actualmente del Ballet de Munich), que encarnaba a Nicholas Lanier (1588 – 1666), compositor, cantante, tocador virtuoso del laúd, y pintor inglés además de ser el gran amor en la vida de Artemisia. Candeloro se reservó el papel de Bernardo Cavallino, también un personaje real que entra en la leyenda biográfica de la Gentileschi, al que las crónicas de la época definen poco menos que como un desgraciado con joroba.

En la escena italiana existe el térmico “coreodrama” que permite unir los fragmentos de baile, pantomima y prosa en todo armónico respaldado por la música, en este caso, seleccionada de Gesualdo de Venosa, Alessandro Stradella, Tommaso Albinoni, Juan Sebastian Bach, el ardoroso Lainer y unas partes del siglo XX de Anton Weber que asombraron por su modernidad. El cuerpo de baile eran miembros jóvenes del Balletto di Puglia. Gaccio y Fracci, enlazados en una coréutica que recordaba con facilidad los dúos de “Romeo y Julieta” dieron el momento de ballet más intenso y aéreo de la velada. El actor Aldo Bianco fue aplaudido espontáneamente por el público que llenaba las gradas y la plaza por su manera de encarnar a Francesco Maria Maringhi, su amante florentino y posible padre de una de sus hijas. Al final, en vez de la muerte, se representa una especie de ascensión muy en tono barroco, una exaltación coral del talento que en paridad, valía para el personaje del seiscientos tanto como para la primera bailarina italiana del siglo XX.

Sabemos que Artemisia Gentileschi fue la primera mujer admitida en la Accademia del Disegno, que entabló correspondencia con Galileo Galilei, que sus cuadros pueden leerse como un manifiesto feminista muy de futuro; se conoce su itinerario a Venecia, donde encuentra al apuesto Nicholas Lainer y también sabemos que muere en Nápoles tras pasar calamidades y con toda probabilidad arrastrada por la peste. La fecha de 1654 es del todo hipotética. Carla Fracci nos recita con su poderoso rostro y sus brazos, con su respiración y su aplomo, esa vida tan trágica como productiva e intensa, todo entonado en una especie de oratorio gestual que deja claro que hay diva milanesa para mucho tiempo y en gran forma.

 

Categorías: Miscelanea

EL MUNDO le ofrece gratis la camiseta oficial de su equipo

Comunicacion ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 11:49
Ahora si se suscribe al periódico de Unidad Editorial puede conseguir gratis la equipación que quiera, totalmente personalizada, además de disfrutar de las ventajas de El club de Unidad Editorial. Leer
Categorías: Miscelanea

Daniel Sánchez Arévalo reúne a los clichés del cine español

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 11:43
El cine patrio hace terapia de grupo en un vídeo promocional de Daniel Sánchez Arévalo. Se presenta en Los Angeles durante la 'Recent Spanish Cinema'. En 'Traumatizado clichés' aparecen personajes como una bailarina de flamenco, un torero o un guardia civil Leer
Categorías: Miscelanea

Un posible caso de VIH en el cine porno de EE.UU.

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 11:38
La FSC ha tomado medidas preventivas para proteger a los actores tras un test que dio positivo en esta enfermedad. Es la tercera vez en un año que se suspenden los rodajes por posible contagio de sida. Leer
Categorías: Miscelanea

Así es Camilla Thurlow, la nueva novia del príncipe Enrique

Sociedad ElPaís - Vie, 29/08/2014 - 11:22
Tras su ruptura con Cressida Bonas el joven parece haber vuelto a encontrar el amor
Categorías: Miscelanea

Una vida a toda prisa

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 11:20
El atleta murió trágicamente a los 24 años, superado por el vértigo del éxito. En 2008 ganó el oro en maratón en los Juegos de Pekín, y se convirtió en el primer campeón olímpico de una nación pródiga en formidables corredores de fondo. Leer
Categorías: Miscelanea

El pez artista

Cultura ElMundo - Vie, 29/08/2014 - 11:14
Una vez el New York Times dijo que merecía la pena tomar un avión y lanzarse al peregrinaje gastronómico sólo para comer en esta cala española. Ángel León y su universo de orfebrería marina son punto y aparte Leer
Categorías: Miscelanea
Distribuir contenido