Lo que la I Conferencia Nacional de Atención Primaria (AP) ha dado de sí

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, inauguró ayer la I Conferencia de Atención Primaria, que nace con vocación de encuentro anual y en la que se ha debatió con la participación de profesionales y administraciones sobre el presente y futuro de este nivel asistencial, que es esencial para el buen funcionamiento del Sistema Nacional de Salud. Así lo ha destacó la propia ministra, que hizo mención sobre “la contribución de la atención primaria que ha sido de capital importancia, no sólo en el ámbito de la asistencia, sino también en el de la promoción y prevención de la salud”, así como en “la mejora de los indicadores de esperanza de vida libre de incapacidad”. No en vano, cada día los centros de salud atienden a un millón de pacientes y los servicios de atención continuada efectúan 110.000 asistencias. Conclusiones Oficiales de la I Conferencia Nacional de Atención Primaria.

Ante un auditorio abarrotado de médicos del primer nivel asistencial, Pajín no ha dudado en poner en valor el papel que juega la AP, cuya aportación es de “vital importancia” para “situar a la sanidad española a la vanguardia”. Además, la ministra ha subrayado que “la contribución de la AP ha sido capital, no sólo en el ámbito de la asistencia, sino también en el de la promoción y prevención de la salud y de la violencia de género”.

Pajín también ha aprovechado para anunciar varias reformas que afectarán al primer nivel asistencial, entre ellas la agilización de la gestión de las incapacidades temporales (IT) y la próxima creación de una Estrategia de Coordinación Sociosanitaria.

La Atención Primaria (AP) requiere de una mayor dotación de recursos, un acceso más fácil y amplio a las pruebas diagnósticas y una descarga de la burocratización para asegurar la eficiencia y la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) a largo plazo. Esas han sido las principales conclusiones de la primera mesa redonda de la I Conferencia Nacional de AP, que bajo el título “el papel de la AP en la sostenibilidad del SNS”, ha abordado las principales deficiencias y las posibles soluciones a los conflictos que sufre en la actualidad el primer nivel asistencial.

Respecto a la Estrategia Sociosanitaria, argumento prioritario de un mal llamado ministerio de sanidad, el Ministerio señala que esta iniciativa se apoyará fundamentalmente en los equipos de profesionales de AP e incidirá en la mejora de la calidad y la coordinación de la atención a las personas que reciben servicios sanitarios y de atención social. Para su elaboración, añaden, se contará con la participación de las comunidades autónomas, las organizaciones profesionales y de ciudadanos y las empresas del sector.

Por otra parte, y ya de forma más laxa, la ministra de Sanidad también se ha comprometido a Incrementar la capacidad de respuesta de la atención primaria de salud mediante el acceso a la información clínica del paciente en su paso por el hospital, con acceso a más pruebas diagnósticas y con una mejor y mayor coordinación que facilite la continuidad asistencial.

Por tanto, todo no fue coser y cantar, pues la Atención Primaria española deberá esperar “4 ó 6 años” para ver cumplida una de sus principales reivindicaciones: la de recibir el 25 por ciento del presupuesto sanitario total. Así lo ha asegurado la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, menos mal que la legislatura se acaba y dichas aseveraciones a tener en cuenta no valen el papel mojado en el que cabe su escritura, si tenemos en cuenta la actuales previsiones de voto para dentro de menos de 40 días.

El primer nivel asistencial está “desilusionado” y “ya no cree en nada”, tiene una oferta laboral “poco atractiva” que, además, es económicamente “poco alentadora”. Ésta ha sido la principal conclusión de una segunda mesa redonda de esta Conferencia Nacional de Atención Primaria (AP), que ha versado sobre el papel de “Los profesionales de la medicina y la enfermería en la atención primaria del siglo XXI”. Para el secretario general de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, la falta de perspectiva se refleja en las altas tasas de médicos de Primaria que enferman por causa de su trabajo, el 45,4 por ciento del total de facultativos.

Para Romero, el médico de AP del siglo XXI debe “tratar a enfermos, no a enfermedades” y “saber liderar el equipo asistencial”. “Hay que alejarse del victimismo y llevar a cabo una reorientación de la profesión única y acorde con los nuevos tiempos”, ha indicado el secretario general de la OMC, quien ha señalado la importancia de “cambiar el modelo retributivo para que reciba más aquel que trabaje más y mejor”.

Sobre este cambio en el modelo retributivo también ha hablado el presidente del Sector de AP de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Francisco Miralles. A su juicio, “debe unificarse el modelo para toda España y conseguir que el médico de AP deje de ser un administrativo de otros médicos y diga ‘no’ a los trabajos denigrantes y a las desigualdades salariales”. Según Miralles, uno de los factores clave para el cambio de Primaria debe ser la de “dar tiempo” a los profesionales para que obtengan “dignidad, respeto profesional, humanidad y ejerzan su labor en libertad”.

La tan llevada y traída estrategia AP 21, que trata de definir un marco estratégico que consolide el sistema sanitario público, ocupando la atención primaria un lugar central, en una línea de continuidad respecto a la atención hospitalaria y de coordinación con los servicios sociales, sus primeros resultados se verán en el primer trimestre de 2012, según se dijo en la tercera mesa organizada del encuentro, pues así lo aseguró Carmen Moya, directora general de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, que ha señalado que el envejecimiento de la población, el aumento de pacientes con enfermedades crónicas o la medicalización de los procesos de salud han provocado que los profesionales sanitarios tengan una importante carga de trabajo, pero no así de recursos. Por estas razones, la estrategia AP 21 se marca como objetivos valorar la situación actual de la atención primaria en España para proponer las mejoras y los cambios necesarios que la potencien e impulsen. Moya indicó que los resultados de evaluación de la iniciativa se esperan para el primer trimestre de 2012.

José Ignacio Cantero, miembro del Foro de Médicos de Atención Primaria, ha expresado que la intención es mejorar el acceso de los usuarios a los servicios sanitarios y para ello pretenden potenciar el uso de las tecnologías como el teléfono y el correo electrónico para procesos de asistencia, así como para la atención sanitaria. Según Cantero, el tiempo mínimo de consulta necesario para atender a un paciente debería rondar los 9 minutos, por lo que hay que mejorar la eficiencia organizativa de los equipos mediante la redistribución de las cargas de trabajo.

En definitiva, un brindis al sol, un encuentro que debido al escamoteo continuo de su convocatoria a lo largo de estos últimos años ha resultado prácticamente baldío, pues la legislatura estará finalizada en escasos 2 meses y no se van ahora a arbitrar grandes decisiones en este campo por muy necesarias o perentorias que sean, pues serían ilegítimas, igual esta ha sido la intención y este encuentro no ha tenido más valor que el de cara a la galería. Esperemos que por lo menos cumplan palabra y regulen el nuevo modelo de gestión de bajas médicas que están ultimando, en colaboración con el Ministerio de Trabajo, y han anunciado, a fin de simplificar y descargar de trámites burocráticos a los médicos de familia, aunque aquí en Andalucía ya se viene practicado dicha estrategia, aunque no este regulada aún.

La Atención Primaria tiene más reclamaciones pendientes y al final se ha redactado un pliego de "Conclusiones Oficiales de la I Conferencia Nacional de Atención Primaria", por los representantes de las instituciones que han promovido el encuentro, es decir el Foro Médico de Atención Primaria y el Ministerio de Sanidad, Igualdad y Política Social, que seguidamente se pasa a relatar:

  • 1. Es necesario mantener este tipo de encuentros como el que nos ha reunido en esta 1ª conferencia de Atención Primaria, como instrumento que permita la conjunción de esfuerzos y opiniones que se traduzcan en el progresivo desarrollo de AP21 y de la Atención Primaria en su conjunto.
  • 2. Potenciar la Atención Primaria con una mejor redistribución del gasto para que progresivamente, en el plazo de 4-6 años, se alcance el objetivo de destinar el 25% del presupuesto total destinado a sanidad para la Atención Primaria.
  • 3. Priorizar medidas tendentes a disminuir la carga burocrática a la que ahora los profesionales de Atención Primaria están obligados y de manera especial en la gestión de la incapacidad temporal. (Se acompaña documento borrador elaborado conjuntamente con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.
  • 4. Planes de redistribución de tiempos en la jornada laboral que garanticen la formación continuada necesaria y la coordinación del trabajo en equipo.
  • 5. Aplicar cambios asistenciales, de manera que se otorgue a los profesionales de atención primaria un mayor acceso a las pruebas diagnósticas, medida que sin duda alguna dotaría al sistema de una mejora de su capacidad resolutiva, con un menor coste global para el mismo.
  • 6. Incrementar la capacidad de respuesta a la Atención Primaria, facilitando la coordinación y continuidad asistencial mediante un mayor acceso a la información clínica del paciente en su paso por el hospital.
  • 7. Redefinir los roles y competencias de los profesionales de la atención primaria.
  • 8. Potenciar el liderazgo del médico en la gestión del proceso asistencial.
  • 9. Dar más peso a la medicina de familia en los curricula de los grados universitarios de tal manera que la medicina de familia y comunitaria sea más conocida y más atractiva para los futuros profesionales. En el mismo sentido, fortalecer la formación especializada de pediatría en el ámbito de la Atención Primaria.
  • 10. Es necesario implicar a la población en la buena utilización de los Servicios Sanitarios, los ciudadanos tienen que saber cómo, dónde y cuándo utilizar los Servicios de Salud.
  • 11. Dar el mayor impulso y compromiso político al desarrollo de AP21 con la implicación de las Administraciones Autonómicas y la Central.
  • 12. Llevar a cabo las reformas estructurales y organizativas necesarias para impulsar el papel clave de la Atención Primaria ante los nuevos escenarios sanitarios y sociales, debiendo liderar el abordaje efectivo y eficiente de la cronicidad y el envejecimiento.
  • 13. Promover la investigación en salud, en Atención Primaria, como instrumento para identificar las mejores prácticas.

Fuentes: Redacción Médica, Europa Press y Agencia EFE


Información Complementaria______________________________________________________
enlace.jpg Gobierno prevé simplificar la gestión de bajas médicas para 65 procesos definidos


Sindicato Médico Andaluz

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Use [fn]...[/fn] (or <fn>...</fn>) to insert automatically numbered footnotes.
  • Use [# ...] to insert automatically numbered footnotes. Textile variant.
  • Puede insertar vídeos usando la marca [video:URL]

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura. SI se diferencían mayúsculas de mínúsculas por tanto la respuesta SI tiene que coincidir exactamente con la solución.
CAPTCHA de imagen
Escriba los carácteres que muestra la imagen. Ignore los espacios. SI se distinguen mayúsculas de minúsculas.