Dirección Web: https://www.smandaluz.com/noticia/1240/otra-chapuza-el-nuevo-hospital-de-ronda-sin-ascensores-para-el-traslado-de-sus-pacientes-encamados

16/06/2017

Atención Hospitalaria,

Otra chapuza!! El nuevo hospital de Ronda, sin ascensores para el traslado de sus pacientes encamados.

Otra chapuza!! El nuevo hospital de Ronda, sin ascensores para el traslado de sus pacientes encamados.

El centro sanitario, inaugurado en marzo por la Junta, desplaza a sus enfermos impedidos a través de ambulancia para acceder de una planta a otra.

Fuente: El Mundo
Enlace: http://bit.ly/2rjv7ZP

​Los comienzos del nuevo hospital de la Serranía de Ronda no están siendo sencillos. Las prisas por abrirlo el pasado mes de enero sin que estuviera al 100% operativo, siendo incluso inaugurado dos meses más tarde por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, provocaron que se pasara por alto un 'pequeño' detalle: no existe un ascensor con capacidad suficiente para trasladar pacientes encamados que comunique la planta baja del centro con el resto del inmueble. Este hecho obliga a que se efectúen traslados de los pacientes por el exterior del propio hospital a través de ambulancias para que puedan acceder a plantas superiores por otros accesos.

Así lo asegura la plataforma 'Nuevo Hospital de la Serranía ¡Ya!' a través de un comunicado en el que muestran su indignación y frustración por ser un problema endémico que ya sufrieron en el antiguo hospital de Ronda. El colectivo pide, por tanto, una solución puesto que señalan que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) olvidó "instalar un ascensor que comunique el área de encame con hemodiálisis, y también que una radiodiagnóstico con la planta baja", lo que motiva el traslado de los enfermos encamados dentro del complejo sanitario vía ambulancia.

En la planta baja del nuevo hospital, indica la plataforma, se alojan las dependencias de atención al ciudadano, numerosas consultas externas y hemodiálisis, mientras que en la primera planta están el laboratorio, radiología y urgencias. Ello conlleva a que cualquier paciente impedido para caminar o permanecer sentado que requiera de camilla desde radiología a consultas externas, por ejemplo, necesite de este vehículo.


"El sitio es muy grande y tiene muchas cosas, pero vine el primer día con mi madre, encamada, a consulta externa para luego hacerse una placa de rayos X... y el chico de la ambulancia se encontró de que no había un ascensor en el que entrase la camilla, fue catastrófico", expuso una ciudadana en un vídeo difundido por la propia asociación. Por ello, sus miembros exigen a la Junta y la Consejería de Salud que se mitigue una actuación que definen como "chapuza". "Se lucieron quienes 'diseñaron' y 'supervisaron' su construcción, ya que son fallos injustificables en un edificio de nueva planta; ¿ahora quién pagará la necesaria actuación que corrija esta anómala e injustificable situación?", se preguntaron. 

Una situación puntual, dice el SAS

Fuentes del Área Sanitaria de la Serranía comentaron a este periódico que se trata de una situación puntual sobre la que ya están trabajando para solventarlo. "Hay ocho 'montacamas' en el edificio pero tenemos previsto instalar otro que una la planta baja y la primera, nos encontramos terminando de redactar el proyecto", desvelaron para luego recordar que, salvo la planta superior, "todo tiene acceso desde el exterior". "Hemos tenido un paciente de hospitalización y algunos casos puntuales a los que les hemos dado solución, pero seguimos trabajando para arreglarlo", finalizaron. 

El hospital, tras una inversión de más de 53 millones de euros -incluyendo construcción y equipamiento-, atenderá a unos 85.000 habitantes de 39 municipios de las provincias de Málaga y Cádiz en los 37.000 metros cuadrados que poseen sus instalaciones. Sus previsiones están en torno a las 3.500 intervenciones y 41.000 urgencias anuales, así como 113.000 consultas de especialistas y 32.000 estancias hospitalarias. Cuenta, además, con 152 habitaciones, 34 puestos de hospitalización en un área de hospitalización polivalente, 57 consultas de especialidades y lo último en tecnología en las áreas de radiodiagnóstico y laboratorio. Pero sus pacientes encamados, por otro lado, por ahora no tienen cómo subir en ascensor desde la planta baja a la primera.