Dirección Web: https://www.smandaluz.com/noticia/1334/a-vueltas-con-la-ambicin-las-puertas-giratorias-y-la-reforma-de-primaria

01/09/2017

Todos los Colectivos,

A vueltas con la ambición, las puertas giratorias y la reforma de primaria.

A vueltas con la ambición, las puertas giratorias y la reforma de primaria.

La noticia de Susana Díaz anunciando el objetivo 'claro y nítido' de fortalecer la Atención Primaria con una 'estrategia ambiciosa de renovación' contratando a 400 profesionales nos parece ridículo y una tomadura de pelo.

​El pasado martes 29 de Agosto la Presidenta de la Junta de Andalucía anunció una "estrategia ambiciosa de renovación" con el objetivo “claro y nítido” de fortalecer la Atención Primaria. No es la primera vez que oímos cosas como éstas a nuestra presidenta o al Consejero/a de turno y poco después vemos como la atención primaria vuelve a ser olvidada y abandonada en una situación que ya podríamos calificar de dramática.

Desde el SMA llevamos años denunciando la penosa situación de miles de profesionales que tienen que atender a sus pacientes en 3‐4 minutos, sin medios, obligados a rellenar tediosos programas informáticos que consumen por sí solos todo el tiempo disponible para el paciente, teniendo que cumplir unos objetivos económicos que les impiden derivar pacientes o recetar lo que ellos consideran necesario. La implantación de una solución seria y eficaz no admite ya mucha demora y los “paños calientes” no sirven más que para retrasar levemente la anunciada muerte de la Atención Primaria.

Y no es en absoluto una afirmación demagógica o catastrofista. Es imposible atender bien a un paciente en 3‐4 minutos, casi no da tiempo a acceder a su historia clínica informática y mucho menos a explorar o auscultar si fuera necesario. No somos magos Sra presidenta, no podemos adivinar la enfermedad de nadie sin dedicarle tiempo a la historia y la exploración; no podemos aliviar a nadie ni facilitarle un estudio completo con las terribles restricciones a la prescripción o la derivación que nos imponen.

Pero en esta ocasión la Presidenta ha ido un poco más allá. Habla de una estrategia “ambiciosa” y da alguna cifra: “casi 400 profesionales, entre los que se encuentran médicos de familia, pediatras, enfermeros, matronas y trabajadores sociales“. Es decir, habla de un refuerzo poco mayor del 2% ya que según la propia web del SAS, la plantilla de estos colectivos era en 2015 de unos 15.000 profesionales. Si éste es su concepto de plan ambicioso, ahora entendemos porque seguimos a la cola de España después de tanta “Andalucía imparable” tanto autobombo, tanta megalomanía y tanta excelencia.

La única forma de mejorar la Atención Primaria es dar tiempo y medios a los profesionales, ampliar suficientemente la plantilla, dejar que primen los criterios clínicos sobre los criterios de gestión (una gestión muy mal entendida), preocuparse menos de como encorsetar y presionar al profesional y ocuparse más de cuidarlo y ofrecerle opciones de desarrollo.

Estos números que nos ofrecen (casi 400) son ridículos, no merecen otro comentario. Ni siquiera vamos a entrar en otras valoraciones. Con estas cifras por delante no vamos arreglar nada. Todo seguirá igual y pasará como ocurre con la Educación (la otra gran joya de la corona, la otra gran falacia): seguiremos afirmando que nuestro sistema público es de los mejores de Europa mientras que los estudios objetivos a nivel europeo nos sitúan en los últimos lugares, en una pésima situación.

No nos resistimos a hacer un comentario por último al tema de las puertas giratorias, porque por mucho que nuestra Presidenta se indigne y lo niegue, lo cierto es que existen. No hay Director Gerente en el SAS, ni cargo directivo (salvo los disidentes o caídos en desgracia) que no haya sido recolocado por muy mal que lo haya hecho. En muchas ocasiones son relevados de su cargo pero se mantienen en la sombra influyendo fuertemente en la toma de decisiones hasta que más tarde vuelven a ocupar de nuevo puestos relevantes. No hay quien opte a un  puesto relevante de gestión por muy preparado que se esté si no estás “censado” como candidato a directivo y demuestras tu implicación con esta despiadada maquinaria gestora. Y una vez dentro, ya puedes descansar, por muy malas que sean las decisiones que tomes, tienes garantizado que te ofrecerán un nuevo puesto siempre que te mantengas sumiso y no tomes decisiones que huelan a disidencia.

Pero (siendo importantes) no son estas las puertas giratorias que más nos preocupan. Las que son realmente importantes son esas puertas giratorias virtuales que hacen que los pacientes entren y salgan del sistema una y otra vez sin conseguir solución a su problema, que tengan que acudir varias veces a un Centro de Salud sin que su médico lo derive al especialista por miedo a incumplir los objetivos, que entren y salgan de las listas de espera quirúrgica con la excusa de la reevaluación, mientras ven como no llega nunca la fecha de la cirugía, … Esas puertas giratorias si que existen y son esas las que hay que derribar; pero con 400 profesionales entre médicos, enfermeras, matronas, pediatras y trabajadores sociales, lo único que se conseguirá es hacer desaparecer nuestras esperanzas de una sanidad pública de calidad. 

Comité Ejecutivo SMA