Dirección Web: https://www.smandaluz.com/noticia/1022/35-ideas-para-mejorar-la-sanidad

15/02/2017

Todos los Colectivos,

35 ideas para mejorar la sanidad.

35 ideas para mejorar la sanidad.

La Sociedad de Directivos de la Salud ha presentado una batería de ideas para mejorar la financiación sanitaria, la atención al crónico, la estructura del sistema, la profesionalización de los directivos y la transferencia del conocimiento y la investigac

Fuente: Diario Médico
Enlace: http://bit.ly/2lj1uIa

La Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) ha presentado esta mañana una treintena de medidas que en su opinión resultan cruciales para poder seguir mejorando en gestión sanitaria y concretamente en la experiencia asistencial, la atención a la cronicidad, la financiación sanitaria, la profesionalización de la función directiva y la investigación transferencia del conocimiento.

Con motivo de la presentación del XX Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, los responsables de Sedisa han puesto sobre la mesa la necesidad de cambios en la estructura asistencial para mejorar "la integración sociosanitaria de forma global y eficiente", así como para potenciar "la continuidad asistencial, la organización por procesos y en torno al paciente, huyendo del hospitalocentrismo".

Dentro de esa mejora de la experiencia asistencial sería necesario reforzar también según Sedisa la "equidad en el acceso a los procesos asistenciales e innovación tecnológica y terapéutica" y "la implantación estratégica y estandarizada de las TIC de forma que aporten eficiencia y mejoren la calidad de vida del paciente", sin descuidar la "humanización de los procesos asistenciales con un enfoque integral, multidisciplinar y estratégico" y el "empoderamiento del paciente e implicación del mismo en la toma de decisiones". Para ello, los directivos de Sedisa proponen la "materialización de la participación ciudadana".

En paralelo a este cambio hacia la integración sociosanitaria, la atención por procesos y el refuerzo de la humanización de la Medicina y la participación ciudadana, se propone mejorar la "evaluación de procesos por resultados económicos y resultados en salud" y "promocionar planes integrales de listas de espera, con un abordaje integral de las cuestiones relativas a este tema y como herramienta de planificación y organización de los recursos y actividad sanitaria".

Atención al crónico

Respecto a la mejora en la atención a la cronicidad, Sedisa reclama la "estandarización de los modelos de atención a la cronicidad, con un planteamiento estratégico" y la implantación de la medicina preventiva y de la educación para la salud desde la infancia". Para ello sería crucial promocionar "la labor y el rol de la enfermería en la atención a la cronicidad" y hacer "evolucionar los sistemas sanitarios y centros hospitalarios desde la atención a agudos a la atención a crónicos".

Mejoras en financiación

Estos cambios de filosofía de trabajo y de estructura deberían venir acompañados, con todo, de modificaciones en el sistema de financiación sanitaria, sobre la que Sedisa recuerda que en 2015 el gasto sanitario (público y privado) representó el 9 por ciento el PIB, en línea con el peso que viene representando desde 2009, que está en niveles de países como Italia o Islandia pero muy lejos del casi 17 por ciento de Estados Unidos o del 11,5 por ciento de Suiza.

En materia de financiación, las recomendacione de Sedisa incluyen "eliminar las bolsas de ineficiencia y reinversión en lo verdaderamente eficiente", pero también una siempre controvertida "financiación finalista para sanidad". Estos cambios de financiación exigirían con todo también modificaciones en la relación entre agentes, de modo que se "facilite el paso de proveedor a partner en la relación de directivos y decisores con el sector privado", se coordine y consolide "la labor de una única agencia de evaluación de tecnologías sanitarias" y se desarrollen "nuevas formas de pago a proveedores".

En el marco de esa nueva relación con los proveedores, Sedisa apuesta por una "gestión estratégica de la colaboración público-privada en todos los sentidos (innovación terapéutica, tecnológica y en gestión sanitaria)".

Profesionalización de los directivos

Para conseguir todos estos cambios, Sedisa dice ser consciente de que "los directivos de la salud profesionalizados son el motor de la evolución que el modelo sanitario requiere hacia la calidad, la eficiencia y la sostenibilidad". Y ese camino está lejos de haberse recorrido ya, en tanto una encuesta de la propia sociedad en 2013 mostraba que el 71 por ciento de los directivos consideraba que la selección de profesionales dependía en mayor medida de su afinidad política que de su experiencia en la gestión gerencial o clínica. Y en la actualidad, según Sedisa, "aunque la situación ha mejorado, este factor sigue siendo muy influyente en lo nombramientos y ceses".

Por ello, Sedisa insta a "construir el enfoque estratégico de la sistematización de la profesionalización de la gestión, de forma que éste se pueda aplicar en cualquier sistema o modelo sanitario, independientemente del partido político que gobierne". Para ello convendría realizar un "desarrollo normativo para que la profesionalización vaya más allá de la mera declaración de intenciones, desde un punto de vista global y estratégico, enmarcado en cada sistema sanitario autonómico".

Y esto obligaría a que "este sistema profesionalizado priorice, entre otras medidas, la despolitización de nombramientos y ceses, la publicidad y transparencia en la selección de cargos directivos y la evaluación por resultados y cumplimiento de objetivos".

Para conseguirlo, se propone crear "un sistema que acredite objetivamente la experiencia y la formación profesional para acceder a puestos directivos y establezca el mapa de competencias" y la definición "las claves del buen gobierno de las instituciones sanitarias, cuyos principios fundamentales son: la participación, la transparencia, la respuesta a las necesidades y expectativas de los pacientes y de los ciudadanos, la prestación del servicio con calidad, seguridad y la correcta gestión de los recursos (humanos, materiales y económico-financieros)".

Dada la gran politización de los cargos directivos actuales, se propone romper la dinámica elevando a "pacto político la necesidad y el compromiso con la profesionalización de los directivos de la salud" y transmitiendo a los pacientes y a la población general el valor de la gestión sanitaria realizada por directivos profesionalizados".

Investigación

Finalmente, respecto a la investigación y transferencia del conocimiento, se recuerda que España está entre los diez países del mundo con mayor número de publicaciones científicas, pero se sitúa a la cola (puesto 24 de 28) en solicitudes de patentes, lo que da idea de "la desconexión entre la innovación científica y el entorno empresarial".

Con el objetivo de acabar con esta desconexión, Sedisa propone la "elaboración y puesta en marcha de un plan para el uso y el uso efectivo del big data y la estandarización de los datos y resultados, con el fin de unificarlos y poder compararlos".

En paralelo sería necesaria "la gestión efectiva del trabajo en red para la generación de investigación y transferencia del conocimiento, incentivar profesionalmente la implicación de los profesionales sanitarios en ese trabajo en red, facilitar la realización de investigación clínica como un objetivo de la gestión sanitaria".

Y, en definitiva, la "gestión estratégica de la traslación entre investigación básica y clínica, la potenciación de políticas de patentes y el desarrollo de proyectos donde sector público y privado aúnen esfuerzos y recursos en investigación".