Dirección Web: https://www.smandaluz.com/noticia/1069/crece-el-nmero-de-andaluces-que-prefiere-la-sanidad-privada

10/03/2017

Todos los Colectivos,

Crece el número de andaluces que prefiere la sanidad privada.

Crece el número de andaluces que prefiere la sanidad privada.

La joya de la corona se oxida por su nefasto mantenimiento y por la falta de recursos. El 17% de los usuarios andaluces apoyaría incluso que la Administración perdiera la gestión del sistema, 4 puntos más que la media nacional.

Fuente: Andalucía Información.
Enlace: http://bit.ly/2m5WoMP

Pese al temporal que ha zarandeado a la Consejería de Salud en los últimos meses, con naufragio incluido de buena parte de su cúpula y del polémico proyecto de fusiones hospitalarias, la Junta de Andalucía aún presume de que su “joya de la corona” es emblema de buena gestión. Susana Díaz insiste una y otra vez en que se trata del ejemplo palpable de los servicios públicos “universales, de calidad y gratuitos” que defiende el PSOE desde hace décadas y por extensión la Administración que la sustenta. Otra cosa es lo que opinen los usuarios, y ahí afloran ya síntomas de discrepancia. El último motivo de alarma es el resultado del Barómetro Sanitario de 2016 publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que confirma que los andaluces no están tan satisfechos con el servicio que reciben como intuyen sus gobernantes.

Si las encuestas adelantan tendencias, la que acaba de publicar el Gobierno central debe preocupar en el departamento que dirige Aquilino Alonso. Y no sólo por la valoración general que los ciudadanos otorgan al Servicio Andaluz de Salud (un 6,39, por debajo del 6,55 de media nacional), sino porque existe un continuo cambio de tendencia que hace ganar terreno poco a poco al sector privado en preferencia frente al público. Y eso, proyectado sobre el ideario político, replica al argumento del PSOE de que en realidad las críticas a los recortes están manipuladas por la oposición porque los andaluces defenderían con uñas y dientes el sistema público. 

Hay parcelas del estudio que confirman ese giro. En una de las prestaciones más sensibles, la vinculada a las hospitalizaciones, el 33,5% de los encuestados por el Ministerio confirma que en caso de necesitarla prefería que se le atendiese en un centro privado. En 2003, cuando arranca la serie histórica de sondeos, era tan sólo del 24,63%. No sólo ha escalado casi 9 puntos en ese tiempo sino que el dato es ocho puntos superior al promedio nacional (25,4%). Por contra, el número de andaluces que cree mejor ingresar en un centro público cae del 71,12% de entonces al 61,4%, casi diez puntos por debajo y empeorando en 6,7 puntos la media de toda España (68,1%).

Algo similar ocurre con las Urgencias. La preferencia por la atención en un hospital público andaluz se desploma en 13 años desde el 70,88% hasta el 60%. Esos diez puntos los recoge e incluso los supera el sector privado, que pasa de convencer hace casi década y media tan sólo al 24,63% de los usuarios a seducir ahora a un 35%. La comunidad toca de nuevo máximos en ese apartado porque la media nacional queda por muy por debajo, en el 27,1%.

Datos significativos

Más indicadores. En 2004, la primera vez que se introdujo la pregunta en el estudio, los andaluces aseguraban que acudían al médico de cabecera del SAS algo más de 5 veces al año, pero ahora sólo lo hacen 4. Por contra, ahora acuden a las consultas privadas casi el doble que antes (una media de 0,5 frente al 0,33). Y vuelve a confirmarse el cambio de tendencia: ese último dato denota más frecuencia que en resto del país (sólo 0,4 ocasiones).

Y para guinda la cuarta pregunta del estudio, la que se interesa sobre sien su opinión la sanidad pública está mejor gestionada si lo hace...”. El 65% de los encuestados respalda que continúe en manos de la Administración, pero por debajo del 69% de media nacional. En el extremo contrario, el 17% avalaría que el funcionamiento recayese íntegramente en manos privadas, cuando en el conjunto del país sólo apoyan esa tesis el 13% de los usuarios.

El estudio andaluz, en suspenso...

El Barómetro Sanitario del Ministerio es ya el único termómetro que mide el grado de satisfacción de los usuarios andaluces. La Consejería de Salud también elaboraba el suyo, pero la última vez que vio la luz fue en 2014. Aquel año se presentaron los resultados de 2013, pero nunca más se supo. La Junta alega recortes presupuestarios, pero en el ambiente flota que quizás ya no pueda sacar pecho y sea mejor dejarlos dormir...